Fuck Cuál es el origen de esa palabra inglesa

Fuck: ¿Cuál es el origen de esa palabra inglesa?

18 abril, 2021Cultura Standard

Seguramente alguna vez hayas escuchado en alguna película o de boca de una persona de habla inglesa, la palabra Fuck.

Falsos orígenes de la palabra Fuck

Esta es repetida hasta la saciedad y representa una de las palabras más groseras de la lengua en ese idioma, y desde que se empezó a utilizar se ha popularizado tanto, que en la actualidad existen diferentes conjeturas acerca de su origen.

Internet es un lugar donde la información no siempre es verdadera y se han empezado a escribirse leyendas acerca del origen de esta palabra, que es de las más reconocibles cuando estamos viendo nuestra serie o película favorita en idioma inglés.

Entonces, ¿cuál es el verdadero origen de esa palabra? En este artículo te contaremos cuál es la procedencia real de esta palabra, así como también dejaremos de alimentar mitos y te explicaremos cuáles son esas leyendas alrededor de la palabra “fuck”, que no son verdaderas.

La popularidad de la palabra “fuck” no tiene límites. Si somos consumidores de los grandes éxitos del cine estadounidense, así como también de las series, nos daremos cuenta de que esta palabra es dicha una vez cada pocos segundos por aquellas personas que quieren blasfemar, insultar o denostar.

hombre diciendo fuck

Esta palabra grosera se ha hecho tan popular en el mundo, que incluso se han empezado a tejer algunos mitos y leyendas alrededor de su procedencia.

El primero de los mitos tiene que ver con la Edad Media, y se creía que el origen de esta palabra tenía que ver con la incidencia de la Iglesia en una época en la que la sexualidad estaba mal vista y la represión sexual era moneda corriente.

En este mundo ha habido todo tipo de represiones sobre distintas libertades, por lo que la leyenda podría tranquilamente ser verdadera, pero existen herramientas históricas para saber que no es verdad.

Edad Media y el “permiso” a los reyes

La primera leyenda alrededor de la tan utilizada palabra Fuck en la lengua inglesa nos lleva a la Inglaterra de la Edad Media, donde se dice que la Iglesia católica tenía una marcada influencia en la libertad sexual de las personas y según se dice, estos reprimían el sexo por placer, ya que según dicen los alimentadores de este mito, en aquel entonces se permitía practicar el sexo solamente con el objetivo de la concepción.

Toda esta represión del sexo y la prohibición del sexo como una forma de disfrute hacían que las personas a la hora de realizar esa práctica para tener hijos, debían solicitar a las autoridades un permiso y estas debían aceptarlo, para que las parejas puedan tener relaciones sexuales.

Las relaciones conyugales al parecer estaban muy mal vistas en la Inglaterra de antaño y los vecinos, en el caso de escuchar cualquier tipo de disfrute sexual en alguna de las casas cercanas, denunciaban a la pareja al rey, por estar incurriendo en un acto venéreo sancionable, ya que las relaciones sexuales estaban sujetas a la concepción.

Es por eso que se piensa que en aquellas épocas los matrimonios debían solicitar un permiso para fornicar, en el caso de que estos quisieran engendrar y traer un hijo a este mundo.

Las parejas deseosas de ser padres se presentaban ante las autoridades y pedían autorización al rey para tener sexo con el noble fin de ser padres, ya que era la única forma de recibir el visto bueno del Rey.

Para cuando la pareja se hacía beneficiaria de esta autorización, cuentan las leyendas que se elaboraba un cartel, que ellos podían colgar de su puerta, para que la gente viera que en esa casa se podía tener relaciones sexuales con consentimiento del Rey y específicamente para tener hijos.

Al parecer, FUCK representaba una sigla, que quiere decir Fornication Under Consent of the King (Fornicación bajo consentimiento de la reina).

Cuenta la leyenda que con esa sigla se resumía en esos carteles la autorización real para acceder carnalmente a la pareja y de esta forma, ningún vecino que escuchara algunos dejos de satisfacción sexual, podía denunciar que la pareja estuviera teniendo sexo por placer, algo que estaba penado por la ley.

La leyenda de la prostitución

Con el mismo objetivo de obtener el visto bueno de la Corona Real para la práctica del sexo por placer, existe otra leyenda que cuenta que en los burdeles y prostíbulos de épocas antiguas, en las que había muchos.

Aparentemente este cartel con la sigla Fornication Under Consent of the King estaba colgado en la puerta de estos lugares de sexo libre, para que no hubiera inconvenientes con las autoridades.

Se cree que esta teoría también es imposible, ya que la gran mayoría de la población de aquel entonces era analfabeta y era imposible que pudieran leer esos letreros.

El verdadero origen de FUCK

Se ha discutido mucho el origen de esta palabra inglesa, y esto tiene que ver con su gran popularidad.

Se discuten distintas procedencias de derivados de palabras en diferentes idiomas, como el verbo noruego fukka, que quiere decir “copular”, o incluso el verbo alemán fokken, que se refiere a engendrar.

Pero según se conoce, la palabra fuck puede ser un derivado del latín y tener su procedencia en la palabra “futuere”, que es utilizada en esa lengua como un verbo que significa penetrar.

Una vez resuelto el mito, te pedimos que no utilices esa palabra de cuatro letras en cualquier reunión con personas de habla inglesa. Puedes llegar a pasar un mal momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *